Decoración de dormitorios de matrimonio

Hoy vamos a dar unas pautas para aprender a decorar un dormitorio de matrimonio, aunque siempre bajo el gusto de las personas que van a estar en la habitación, que recordemos una habitación de dormitorio es donde van a dormir 2 personas y se deben poner de acuerdo dos gustos que pueden ser distintos.

El dormitorio de un matrimonio normalmente se convierte en un lugar de descanso tras el día a día, por lo que debe estar pensado para el descanso, usando colores suaves que inciten al descanso y la relajación. La habitación de matrimonio debe tener mucha iluminación natural, y durante la noche debe ser una luz ni que alumbre mucho ni poco, suave pero cálida.

Hay muchos estilos para la decoración, pero esta decisión está solo en los matrimonios, si buscan algo romántico, algo clásico, algo moderno. Deben ser colores neutrales que satisfagan a ambas partes, además de tener dos mesitas de noche para que los dos componentes de la pareja puedan depositar en ella sus cosas, así como un acceso en cada uno de los lados para apagar y encender la luz, dos lámparas a ambos lados pueden estar bien, sobre todo colgadas en la pared a la altura de la persona.

Los colores deben combinarse tanto en las paredes como en techos y muebles, pudiendo ser neutros pero a gusto de las dos personas, conservando la armonía de la habitación en cada uno de los complementos que llevará la habitación.

A la hora de plantearse las compras de la habitación no escatimes en los gastos de la cama ni del colchón, ya que es el punto fuerte de la habitación y una de las bases de la salud y el descanso durante varios años, tampoco te olvides de combinar las sábanas, cortinas y otros elementos.

Planificad, cread y pones en marcha, después tan sólo queda disfrutar de vuestra nueva habitación de matrimonio.

Imagen: Eurodivan

Escrito por | 5 de febrero de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Entradas relacionadas

No hay entradas relacionadas.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta