El feng shui en el dormitorio

De acuerdo al Feng Shui el dormitorio es un lugar de la intimidad personal, un santuario donde retirarse para descansar a través del sueño, pero también el espacio para conseguir la desconexión más profunda que solamente proporcionan la meditación y la práctica espiritual.

Por ello, hay que poner en marcha estos consejos en el dormitorio:

1º. La orientación de la cama:

La cama tiene que estar colocada de tal manera que la cabeza o los pies de la  persona dentro nunca estén mirando la puerta de la habitación. Es clave poder ver la puerta y orientar la cama para que la cabeza esté apuntando hacia el norte o hacia el este. Además, nada tiene que colgar encima de la cama y no deben haber objetos  debajo de la cama. Asimismo, no se recomienda  dormir por debajo de la ventana, pero si queda otro remedio hay que tapar la ventana con una cortina opaca.

2º. Cómo es la cama:

La cama debe  ser no de tamaño medio. Además, debe estar centrada en la habitación con elementos de apoyo a cada lado. Encima, las  luces tienen que ser cálidas y tenues,  y los colores deben ser suaves.

3º.  Cosas a evitar:

No se tienen que poner dos espejos uno enfrente del otro, pues se creará energía negativa en el espacio entre ellos. Se debe evitar luces fuertes.  También hay que alejar los adornos o los cuadros relacionados con el agua ya que el agua agudiza problemas de alergia, asma y otros problemas respiratorios.

4º.  Uso de los colores calmantes:

Los colores tienen efectos en los sentimientos, por eso es clave  escogerlos con sumo cuidado. En cuanto al dormitorio, los mejores colores son los relajantes, como son los celestes y verdes pasteles.

5 vídeos de feng shui para tu dormitorio

Escrito por | 26 de mayo de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Sin categoría |

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta